COACHING EN NUTRICIÓN CONSCIENTE



COACHING EN NUTRICIÓN CONSCIENTE




A menudo muchas personas me preguntan en que se diferencia un “coach nutricional” de un “nutricionista” o “dietista”, así que antes de nada creo que es importante puntualizar en este aspecto, para así poder entender cual es mi objetivo cuando una persona acude a mi consulta, con la finalidad de dar un giro a su alimentación y por consiguiente a su vida.

Durante muchos años estuve estudiando la mejor forma de abordar los problemas relacionados con la alimentación ayudando a los demás, y lo primero que me llamó la atención, es que todas las personas que se sometían a procesos dietéticos, los llevaban a cabo simplemente como fruto de una imposición personal para lograr un fin en concreto, como si de un sacrificio se tratara, pero el 99% de ellos odiaban la dieta que estaban llevando a cabo, y una vez la misma tenía (o no) algún efecto, volvían a sus viejos hábitos de vida, produciendo una regresión nuricional muy negativa para su organismo, incluso en muchos casos, quedando peor que antes de hacer la dieta. Es lo que se conoce en el argot nutricional como “las dietas Yoyo".

En segundo lugar, observé que trás ser atendidos en una consulta nutricional, estas personas llegaban a casa cargados con un montón de información que por supuesto no eran capaces de procesar solos, y mucho menos de llevar a cabo, sobretodo cuando su dieta requería conocimientos sobre algunos productos desconocidos para ellos, por no hablar de las nociones de cocina que algunas preparaciones requerían y también desconocían, siendo este otro problema añadido…

El resultado, era que al poco tiempo, estas personas abandonaban los nuevos hábitos impuestos, tras verse desamparados ante tanto desconocimiento y la acumulación de inumerables frustaciones y facasos durante la duración de este periodo de difícil adaptación.
Ello me llevo rápidamente a desconfiar de estos procesos, que a mi entender no funcionan ni se adaptan a las necesidades del nuevo paradigma en el que vivimos, donde el contacto con la persona que acude en busca de ayuda ha de ser integral y extenderse en todos los casos más allá de las paredes de una consulta.

Un coach nutricional es algo así como un entrenador personal, que tras una profunda comprensión de los posibles problemas que tiene la persona que acude a él, crea una serie de pautas, que persiguen cambiar por completo la calidad de vida de esa persona, no de una forma puntual o temporal, si no de forma permanente. 
Así que no se trata de elegir una dieta para perder peso u otra finalidad, sino de diseñar aquella alimentación que mejor se ajusta al estilo de vida del paciente, la que le hace sentir feliz y en harmonía consigo mismo, y lo más importante, aquella que siempre le acompañará, no de forma periódica si no como una parte más de su vida diaria para siempre!

Así que regresando a la pregunta inicial, la diferencia entre un Coach y el resto de acepciones dentro del mundo de la alimentación, es que un coach no se limita a una intervención puntual en una consulta desde donde se dan unas pautas de alimentación concretas pre-diseñadas. El Coach trabaja en sinergia con el paciente en todos los campos, empezando por enseñarle a comprar, elegir sus alimentos, así como  mostrarle la mejor forma de cocinarlos y sacar el mejor provecho de los mismos, finalmente acompañando al paciente de la mano a través de todo este proceso de cambio, hasta que el mismo pueda valerse por si solo, alcanzando así ambos (terapéuta y paciente) un objetivo común.

A menudo para ejemplificar todo este proceso, me gusta recordar el momento en que todos aprendimos a montar en bicicleta. Primero necesitábamos poner unas pequeñas ruedas a lado y lado de nuestra bicicleta, a modo de obtener una cierta estabilidad y confianza, pero más tarde una vez habiamos comprendido  las indicaciones de nuestro padre y nos dejábamos llevar, las ruedas se retiraban para siempre y ya nunca más necesitamos esas ayudas adicionales porque nos podiamos valer por si solos para pedalear de forma libre y segura. Esta comparación, creo es la clave de mi visión de la alimentación como Coach, lograr que seas el conductor, amo y guía de tu vida, sin necesidad de ayuda alguna.


De forma algo más esquemática, estas serían mis pautas de trabajo:


  • Estudiar con detenimiento la dieta que está llevando esa persona en la actualidad, para así evaluar los posibles errores o factores que le han conducido a esa necesidad de cambio o de intentar sanar una patología determinada.
  • Una vez detectados los factores de riesgo, reemplazar aquellos alimentos o hábitos mas perjudiciales de la actual dieta, por otros que puedan suplir a los mismos sin la necesidad de crear un rechazo, y muy importante, sin que ello conlleve una perdida de nutrientes esenciales.
  • Cuando la actual dieta está más ordenada, procederemos a encaminar su alimentación, haciendo cambios más significativos que afectarán de forma más evidente a su calidad de vida, ya más enfocados a tratar de forma directa la patología o problema que afecta a la persona.
  • El último paso sería dotar al paciente de todas las herramientas y conocimientos, así     como las atenciones que pueda necesitar, para que el mismo pueda valerse por si solo y establecer una comprensión absoluta con su nueva forma de alimentarse.

PRECIOS 2016 

El precio de la consulta es de 30€ e incluye 90 minutos de visita en la primera sesión y unos 45 minutos aproximadamente en las siguientes, si estas son necesarias. Así como un estudio nutricional completo de la persona interesada, acompañado de las pautas nutricionales necesarias para iniciar el cambio de alimentación necesario y deseado.

Si tras leer estas líneas, piensas que puedo ser de ayuda para solucionar tu problema, no dudes en contactar directamente conmigo escribiendo un correro a: cruzandoelsilencio@gmail.com

Atentamente,


Sergi Hogaku





No hay comentarios:

Publicar un comentario